Visita nuestro nuevo sitio Arte y Crítica 2012

Suscribirse a RSS
RSS 2.0

Traducciones

Tránsitos, de Rubén Castillo
escrito por Pablo Selín Carrasco Armijo   
28 de agosto de 2007

En el último trabajo de Ruben Castillo, exhibido en la Galería Die Ecke,  titulado "Transitos", el montaje se centra en tres cilindros de acero que contienen, a través de una abertura transparente en su parte superior, un recipiente con moldajes en látex de texturas de piel humana. Estas láminas de látex se encuentran parcialmente sumergidas en un líquido que es recalentado por medio de unos calefactores que hacen que el agua se evapore y empañe el cristal. La pared que da hacia la calle de la galería (en la que se ubican las ventanas) ha sido cubierta por láminas de acero curvadas; además, en el fondo de la sala hay una serie de recuadros de acero dispuestos ordenadamente con una proyección en video borrosa que se confunde con la superficie, y con las sombras que el mismo espectador proyecta sobre ésta.

 

 

 

img_0986

 

 

El funcionamiento de los cilindros, con su ciclo de condensación y evaporación, empañan la visión de los recipientes, y también, ya entrando en el análisis, se refieren al cuerpo como un espacio de movilidad o un soporte temporal, enfatizando un discurso de corte trascendente o incluso religioso en la que la maquinaria sirve de alegoría de un significado mayor.

La sustitución de la piel real por moldes de látex operan como un reemplazo aséptico cuyo propósito es difícil de reconocer. Si es que hay un experimento dentro de los recipientes, éste sólo va a tratarse del comportamiento del látex; si no hay piel, se está entendiendo que lo representado es equivalente a lo que se representa. Es ese problema el que se extiende al resto de la exposición, con los recuadros de acero que simulan cajones de la morgue; si el problema es de representación, entonces el otro asunto, el asunto corporal, dinámico que parece querer transmitirse queda desplazado a un segundo plano.

Existe en Chile una investigación de regeneración de tejidos cutáneos que ya lleva varios años en desarrollo, se corta un poco de piel, y con un líquido proteico ésta puede dejarse crecer para utilizarse en operaciones de reconstrucción. Existe también una serie de artistas que trabajan el problema corporal, tanto desde el cinismo de la precariedad corporal o de la maquinización de éste (Wim Delvoye con Cloaca, por ejemplo) o tratando de establecer una significación trascendente desde el rescate del propio cuerpo como posibilidad para el arte (Joseph Beuys podría ser uno de los pioneros de este tipo de trabajo, con la utilización de grasa, y sus propias performances.) La moldura en látex no es un recuerdo efectivo de una piel, más bien sólo llega a producir por unos instantes el recuerdo efectista de esa piel, de esos pliegues, pero la limitación técnica le impide simbolizar más intensamente, sólo queda observar el fenómeno de condensación que se produce en los cilindros. Si esta operación de sustitución es un giro crítico, cínico o paródico resulta difícil decirlo y se pierde en un mar de reemplazos confusos.

 

 

img_1002


La obra se limita a considerar lo minimal como una estética derivada del ambiente médico o de los laboratorios. ¿Es una morgue minimalista? ¿Cuáles son las relaciones que puedo hacer entre una obra de Walter De María y el Hospital Calvo Mackenna? ¿Cual es la relación entre la ausencia de bacterias en un lugar y o que se pueda llamar una estética aséptica?

La diferencia entre el concepto de minimalismo en arte y el concepto de minimalismo en decoración es esencial porque básicamente uno se refiere a la pulcritud de las líneas arquitectónicas y del mobiliario (un mueble puede ser "minimal", un teléfono, etc) y la otra habla de todo un movimiento artístico , con postulados muy claros y preceptos que van por un camino opuesto al de la afectividad en el arte. Si bien es cierto que en el arte contemporáneo ya hay una tradición de parodia de la austeridad minimalista (está el trabajo de Pablo Rivera, por ejemplo, o incluso en algunas obras Mario Navarro por citar artistas chilenos), en la que se utilizan los mismos medios para resignificar una abstracción, es necesario primero hacerse cargo de esos antecedentes históricos para poder enfocar la significación con claridad.

 

 

 

img_0998

 

 

No es piel lo que hay en los recipientes cilíndricos, como tampoco son los cajones de la morgue los que están ubicados en la pared con la videoproyección, son representaciones indirectas que se leen de muchas formas. Los cilindros temporizados son unas interesantes piezas de escultura, pero el problema de la piel carece de una representación adecuada como para permitir establecer mayores lecturas. Si el problema es la impresión que los pliegues de la piel hacen sobre el látex, parece que estuviéramos hablando de otra obra.  ¿Para qué desarrollar toda esa maquinaria cuando el eje de ésta es un simulacro desplazado?

Comentarios
RSS
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.25 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."