Visita nuestro nuevo sitio Arte y Crítica 2012

Suscribirse a RSS
RSS 2.0

Traducciones

Alerta General, retrospectiva de Sanja Ivekovic
escrito por Paula Fernández Levit   
03 de agosto de 2007

En un mismo día he visto dos retrospectivas de artistas en vida . La primera y sobre la que no ahondaré, fue la de Lee Friendlander en Caixa Forum, la segunda, la de Sanja Ivekovic en la Fundación Antoni Tàpies. Menciono ambas, a pesar de que me referiré a la segunda, porque retrospectivas de artistas en vida son algo raro y grato de ver, porque a partir de la primera fui capaz de comprender la segunda (y viceversa) y porque ambas me parecen recomendables. La de Ivekovic, es del tipo de muestra en la que las imágenes devienen conversación interminable en la cabeza, la duda primera se encadena a la siguiente y así sucesivamente.

 

Sanja Ivekovic (Zagreb, 1949) es una artista que utiliza su propia imagen (mediante video, fotografía o performance) en relación a su acontecer político/social para dar cuenta de aquella extraña simbiosis entre individuo y sociedad y todos sus constructos intermedios, vale decir, sí misma en relación al antiguo régimen yugolasvo, sí misma en relación al gran relato (o la historia) o sí misma en relación a los estereotipos mediáticos de la mujer. Más allá de generar una determinada  opinión en relación a ellos, lo que logra es ponerse en evidencia, ante y parte, de una serie de sucesos inalienables a cada individuo como parte de un grupo mayor. Frente a aquel darse a conocer “en relación a…”, comienza uno a preguntarse (y ahí radica la gracia del trabajo) si lo que viene primero, es el estereotipo o el referente a partir del cual aquel estereotipo se generó. Por ejemplo, los seres humanos (creo que a estas alturas todos) nos hemos vuelto, de alguna forma, cierto segmento del mercado, entonces Sanja, se busca como objeto identificado por el mercado y se ubica en comparación a él, sus fotografías domésticas son puestas en relación a aquellas fotografías que en la prensa y publicidad de alguna forma se asemejan a las de sí misma. Su obra en general comunica el acto de ubicarse dentro de los otros.  Como mujer entre los otros, como ciudadana dentro de una realidad política, como víctima en búsqueda de la identidad perdida de la madre en Auschwitz, como individuo entre todos aquellos censurados por Tito. Al fin y al cabo, como persona que se busca mientras se muestra en medio de todo aquello que ha sido reíficado y vuelto un standard y que como tal, resulta difícil de comprender o de asumir cuando la representación aquella de lo standard es una con la que uno puede sentirse identificado. Ver parte de la experiencia personal vuelta lenguaje por otro, sucede en la forma de un extraño desdoblamiento. Hasta cierto punto, se podría decir que uno ha sido representado por la moda, por la publicidad y por la prensa, y si uno comienza a buscarse entre todo aquello, se encontrará, pero en fragmentos.

 

 

04._doble_vida

 

 

Otro ejemplo aplicado de aquella comparación medio/vida homologados en su trabajo, es la visión que ofrece de la moda; sin mucho esfuerzo, al revisar una “revista femenina”, al ir a cualquier tienda de moda o simplemente al ver la gente en la calle, se puede encontrar uno con las prendas de vestir inspiradas en el atuendo militar, lo que ella ha hecho para presentar esa situación es representarla, entonces construye una serie de dípticos donde aparece la imagen de lo asignado como revista femenina de una mujer en atuendo militar (practicando la guerra) y en el otro extremo, el recorte de la página de una revista donde aparece una modelo vistiendo el atuendo militar (sin practicar la guerra). De aquel ejercicio visual uno podría plantearse la idea de que la guerrilla, la lucha, están siendo volcadas al día a día en la calle, el verde militar se puede encontrar fuera de las ciudades que están en guerra y dentro de las ciudades que no lo están. ¿Debiese aquello ser leído como una irrupción de la guerra en la ciudad? Esa pregunta o ese ejercicio de asociación suena absurdo e innecesario cuando ha sido planteado de esa forma, pero quizás de algo sirva, quizás sirve para, al mismo tiempo, preguntarse si aquella búsqueda, la de uno en medio de los otros, (por no llamarlo representación) habría de parar algún día, ¿hasta dónde puede uno encontrarse entre lo ya representado, hasta dónde uno no ha sido representado, qué es lo que falta por representar, quien ha decidido aquello y cómo habría de ser representado aquello? Decisiones que otros toman por uno.

 

 

51figuraifons

 

 

Existen otro tipo de trabajos, en que si bien Sanja no utiliza la imagen de sí misma, hace uso, de igual forma, de aquella imagen vuelta estereotipo de sí misma, la de mujer joven que ha de someterse a la cirugía plástica o la de mujeres víctimas de maltrato. Como sea, busca todo aquello donde se ve reflejada o afectada o al menos eso deja ver. Por ejemplo, hace registro de una acción en la que se asoma a un balcón en una de las apariciones públicas que hace Tito por Zagreb. Asomarse a los balcones durante las apariciones públicas de Tito era algo prohibido, sin embargo ella lo extrema al subirse a una azotea y desafiar lo establecido. Aquello es fotografiado, aquello es luego expuesto, por ende se asume un compromiso individual con aquello que todos están viviendo a la vez. La importancia de aquel compromiso por denunciar, se ha asumido porque aquello que se vive es represivo, abusivo. Hace uso de una estrategia de acción en la que ha de resaltar aquello que practican todos a pesar de no estar permitido, extremándolo al punto de demostrar que si no se le tiene miedo a algo, entonces ese algo no es dañino (ojos que no ven, corazón que no siente).

 

 

25triangle.jpg

 

 

A partir de su obra y de esta exposición en particular, se puede comprender que por una parte uno se asume ser y por otra ser social. Desde esa asunción se puede comenzar  a preguntar uno: ¿cuán víctimas somos de aquella serie de sucesos que concebimos como ajenos a nuestro poder de acción? llámese dictaduras, pretendida desinformación y abusos de poder en general. Vemos y a veces vivenciamos los abusos. Y ciertas acciones, como la de esta artista, si bien en su momento quizás no generaron un gran cambio, sí están logrando hacer memoria de algo que no debiese ser olvidado, porque hay ciertos sucesos que han de ser señalados, cuestionados y desafiados cuantas veces sea necesario hasta que no se vuelvan a repetir.

 



Sanja Ivekovic
Alerta General.
Obras 1974-2007
Fundación Tàpies. Barcelona.
31 de mayo- 22 de julio

 

 

Comentarios
RSS
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.25 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."